lunes, junio 02, 2014

Raúl Roa Courí habla de Carlos Rafael Rodríguez

"Carlos Rafael, como otros comunistas, había afirmado más de una vez, contradiciendo a los cronistas burgueses que tildaban de “experimento” al régimen establecido por Lenin sobre los escombros de la Rusia zarista en 1917, que el sistema socialista era irreversible, que Lenin y Stalin habían demostrado que sí podía construirse el socialismo en un solo país, no obstante el cerco imperialista."
Esta es una proposición muy temeraria. La doctrina de "revolución en un solo país" como línea adoptada en el Congreso 14 del PCUS en 1925 es una teoría de contrataque, no original. Surge de la posición contestataria de los extremistas ante los lamentos teóricos de los que adivinaban la causa última del desastre de la URSS: el atraso técnico. Es un movimiento defensivo ante la jugada de Trotsky de una apertura engel-marxista: la revolución permanente. Stalin pensaba que: "la falta de fe en la fuerza y capacidad de nuestra revolución y del proletariado de Rusia es la base de la teoría de la "revolución permanente". Plantea también en "Cuestiones del leninismo": "la raiz de este error es que Zinoviev está convencido de que el atraso técnico de nuestro país es un obstáculo insuperable para que el proletariado edifique la sociedad socialista"
Aunque pocas veces me oigan citar a Martí,_  enfermedad endémica nuestra_, pienso que en esta porfía Martí está del lado de Trotsky, al expresar en su acostumbrado discurso sentencioso y sugerente que con nosotros, sin nosotros o contra nosotros, siempre habrá revolución.
Kamenev le reprochaba a Stalin haberse convertido en cautivo de la política de Bujarín respecto a la NEP (nueva política económica), que comenzó a dar buenos resultados concretos pero malos resultados subjetivos.
Carlos Rafael como todos los comunistas nunca tuvo ideas fuera del centralismo ideológico.
El segundo del manzanillero Francisco Calderío alias Blas Roca en la primavera de 1961 era Flavio Bravo que fue escogido por el propio Raúl para encabezar una delegación  a Moscú y pintarle a los bolos un panorama sombrío por la cercanía de USA.
El viejo partido de los comunistas cubanos estaba a la desbandada tras los sucesos del sectarismo de Aníbal Escalanate y el jefe se plegaba a las nuevas circunstancias. Hoy día la historia oficial no reconoce otro partido que el que se inventó Flavio Bravo con la ayuda desinteresada de Blas Roca.
Las opiniones de Carlos Rafael sobre el CAME son decepcionantes. Eso mismo me decía en Nicaro en 1975 un militante comunista estudiantil universitario y yo le respondía que esa relación era sencillamente una condena a Cuba a ser una colonia monoproductora de azúcar. Gracias a Dios que tenía razón.

viernes, mayo 23, 2014

El que arregla las cosas.

 

Mucha gente quiere enmendar al periodismo cubano hoy día. Otros tantos desean renovar al Socialismo criollo. A los últimos hay que recordarles que tratar de insuflar algún aliento renovador a un Socialismo que no ha cambiado sus bases teóricas destartaladas es como darle jeringa a un muerto. A los primeros vale la pena hacerles una pequeña indicación; no hay que arreglar un periodismo conformista y adulón que le teme a la verdad: lo que se necesita es muchos otros periodismos irreverentes que muestren el contraste de concepciones y opiniones, inherente a una sociedad libre. Yo quiero ver al odioso partido comunista cubano convocando a sus miembros a comprar aunque sea un ejemplar del Granma, porque nadie lo quiera leer. Desespero por leer algún periodista extrayendo conclusiones de la realidad y no de las obras completas de Martí. Desestimo a cualquier escritor que para justificar la validez de sus expectativas en Cuba utilice precisamente conceptos que trajeron el actual estado de cosas. Es la lógica del argumento prestado.

Por otra parte, de ambos lados de nuestras trincheras ideológicas los profetas caguetas de ambos extremos demuestran con sus apreciaciones que dentro de cada cubano hay un dictador diminuto que nunca toma en cuenta al pueblo, al soberano. Unos dicen que hay que hacer tal cosa porque es lo justo, o lo humano, honesto, lógico, conveniente o patriótico. Nadie piensa en lo democrático.   

domingo, mayo 11, 2014

google097cb7d3f9a1a7e4.html

viernes, mayo 09, 2014

Entrevista a Alvaro Fernández.


De una cosa estoy seguro: Aruca no era un hombre sencillo. Cuando llegué a Miami en Noviembre de 1994 herido pero sin odios, quise palpar la actualidad política del lugar y el momento sin hacer concesiones a ninguna de las partes involucradas en la puja ideológica que aún perdura. Me comuniqué con tres personajes tratando de lograr una entrevista en la que nada ganarían y armado solamente de una trayectoria honesta en oposición al pececé que aún sigue siendo una anomalía en nuestra patria y habiendo sufrido la represión cotidiana de los pececitos.
Gutierrez Menoyo me recibió sin ningún tipo de medidas de seguridad ni condiciones previas, en su propia casa de la sagüesera. Huber Matos después de precauciones elementales me recibió en las oficinas del CID. Pero Aruca, tras una larga conversación con una secretaria o ayudante, me dio largas y de eso nada.
Le dije a Gutierrez Menoyo y a Huber algunas verdades desde mi punto de vista que parecieron incómodas. Las de Aruca se me quedaron en el moropo porque nunca quise decírselas en público.
La pregunta del entrevistador a Alvaro Fernández es muy reveladora. Tiene sentido únicamente en el mundillo rígido de Cuba. Es como preguntarle a Le Monde o al Corriere de la Sera cómo está el periodismo en Francia o Italia. En nuestro país el periodismo ta jolí. No porque los periodistas del Granma digan sólo las verdades cómodas para las autoridades partidistas, porque para eso le pagan. Lo que se necesita son más periódicos fuera de la órbita comunista.
Las diferencias entre el Nuevo Herald y el Miami Herald no son nada especial. Todo negocio hispano en la Florida es una caricatura del mismo negocio americano paralelo; se aprovechan del disfrute de una masa desconocedora de la lengua y la cultura del país que garantiza un mercado seguro.
La respuesta del entrevistado en cuanto a que no hay inmigrante ilegal, en abierto apoyo a Facundo Cabrales, es clásica de todo progre que por llevar la contraria a los conservadores toman posiciones imbéciles. Hay que preguntarle cuál sería su reacción si entra en su casa un indocumentado de San Pedro Sula.  

viernes, mayo 02, 2014

Desfile del primer dia del mes más largo.

Hay cosas que no entiendo:
_ Por qué hay que poner fotos de ciudadanos felices desfilando un 1º de Mayo en Matanzas o en Cacocún si dondequiera las hay.
_Por qué debe considerarse un éxito de la sociedad que desfile tanta gente en apoyo a un gobierno que es el único empleador.
_Bajo qué criterio es positivo que un inmenso número de personas se manifieste a favor del actual estado de cosas que supuestamente es consecuencia de cambios radicales comparados con el status quo que durante años fue celebrado de igual manera por la misma gente en el mismo día.
_Cómo puede seguir siendo transmitido a propósito del desfile una y otra vez un himno que reza: "Ni César ni burgués ni Dios" (tres amigos inseparables) cuando se quiere recuperar a las religiones.

Hay cosas que desconozco:
_Qué proporción del total de trabajadores por cuenta propia participó en el desfile.
_Cuál es el costo de estos actos en cuanto a gastos de transporte, logística y falta de producción y servicios.  
_Cuántos trabajadores aptos tienen trabajo y cuántos de estos son obreros vinculados a la producción.

Hay resultados lógicos en un análisis somero.
Si trabajas para alguien que te paga ese día, ¿no es razonable que participes con la mejor de tus caras?
Si de momento el gobierno y el Partido Comunista anuncian medidas totalmente contradictorias con las bases que soportaron los actos recientes, el próximo año tendremos exactamente el mismo fervor en los desfiles.
Si tantas personas se hubieran manifestado así en Nueva Zelanda, las ovejas que habrían quedado desatendidas serían ese mismo número multiplicado por 70. Eso nunca pasaría allí.
El gobierno cubano actual se mueve en las arenas movedizas de la falta de definición; quiere un ciudadano que pueda ser creyente pero apoye el sistema político. Una nueva mentalidad con la misma filosofía machacona de fin de siglo. El gobierno defiende un sistema económico en que el estado se alía a las corporaciones y no desea que se parezca al fascismo.
La nomenclatura oficial cubana se empeña en decir que quiere un socialismo próspero y sostenible pero sigue gastando dinero y recursos en un acto reiterativo de más de lo mismo.
Si la mayoría de los trabajadores por cuenta propia desfiló, se manifestó y apoyó a la organización sindical oficialista, hay pocas esperanzas de que con un levantamiento del bloqueo y las restricciones de viaje de americanos el pueblo deje de apoyar a un gobierno que no puede elegir, lo que dejaría mucho que desear de un soberano que cede sus derechos a un partido...

sábado, abril 05, 2014

Alfredo de Oro, el campeón manzanillero.

lfrddrmzo

Yo podría haber comenzado este comentario con datos y hechos tomados de Wikipedia o de google pero he preferido bosquejar la historia del manzanillero Alfredo de Oro con hitos de su exitosa vida como jugador de billar profesional. En la era post-internet todo lo que se escribe sobre alguien parece copiada de allí.

_La revista Billar lo selecciona en 1998 como el cuarto mejor de todos los tiempos.

_Ingresó post mortem en el salón de la fama.

_En 40 torneos de piña continua de 1887 a 1908 perdió un solo juego.

_Impuso record en piña en 1910 de 81 bolas en un tiro.

_Sus mejores amigos fueron nada más y nada menos que Capablanca y Ramón Fonst.

martes, noviembre 26, 2013

¡Estad alertas!

 

 

 

La última noticia por el Noticiero Nacional de Cuba es que se suspenderán los trámites consulares de la Oficina de Intereses cubana en Washington porque el banco que les servía les dió plazo para buscar otro. No han encontrado otro por más que hayan buscado. Se jodieron los pasaportes y los viajes a Cuba hasta nuevo aviso.
Y sé que muchos cubanos aplaudirán fuera y dentro de Cuba; unos porque apuestan por toda medida contra el gobierno abusador y despótico en la isla y otros porque apoyan toda respuesta viril a las manipulaciones del imperialismo. ¡Qué clase de mierda es el comunismo, pero qué clase de mierda es el cubano!
Todo el bloque ex-socialista de Europa Este se derrumbó como castillo de naipes con una simple amenaza de invasión perestroika de información; revistas, periódicos, cine, TV como antesala del Internet superaron graciosamente a las unidades de tanques y flotas de aviones conque solían tratarse los adelantados pueblos de la culta Europa, para correr definitivamente las cortinas de acero. Pero los cubiches no creen en eso. Los capitanes arañas de Miami siguen pregonando el mismo discurso granmense de La Vana, sólo que en sentido inverso. Un viejito cagalitroso de la Calle Ocho es un guarapito de Manzanillo bien vestido y alimentado. ¡Qué razón llevaba Orestes Ferrara cuando, a instancias de un colega en el Congreso (¿ah, había Congreso en Cuba?) que aspiraba a que Cuba se convirtiera en la Suecia de América, preguntó: ¿Y de dónde sacamos los suecos?.
Compatriotas: el gobierno cubano no sobrevive a un levantamiento de las restricciones de los viajes de americanos y del embargo.
Hubo cientos de miles de muertos de ambas partes en la guerra USA vs Viet Nam y ahora la última tiene categoría de nación más favorecida en el comercio con la primera. Sólo un ciudadano vietnamita logra eso, del mismo modo en que recibe a cubanos que le enseñan cómo sembrar café y hoy día son el tercer productor mundial.
Hay trato con Corea Norte, Irán, Rusia. De China no hay que hablar.
Las autoridades cubanas visitan a China y Viet Nam y se reúnen con los partidos comunistas respectivos, no con los empresarios que han logrado levantar los países, intentando dar a entender que hay alguna vinculación con el trasnochado partido cubano. Nada más irreal. Aquellos partidos son el mascarón de proa de unas economías capitalistas que no progresan por el partido sino muy a su pesar. Eso mismo podríamos lograr en Cuba si tuviéramos la inteligencia común que nos falta. Ya sé que los representantes del gobierno cubano han expresado que no están interesados en pequeños capitales, con lo que demuestran que caminan por el filo del cuchillo del fascismo, definido como la colaboración entre la empresa y el estado. Pero si todos los cubanos decidiéramos llevar lo que tuviéramos para Cuba y abrir un timbiriche donde pudieran buscarse la vida dos o tres infelices, estaríamos arrebatándole cientos de miles de incondicionales a los comunistas. Uno responde por el que le paga. ¿Que podríamos perder el dinero? ¿Cuánto perdieron Céspedes y Aguilera?
¿Podría alguien imaginar qué hubiera hecho el pueblo alemán si Hoenecker les hubiera alentado a expresarse abiertamente, no importa en qué términos siempre que sea con respeto? ¿O si hubiera instado al partido a que abandonara su papel de dirección en las empresas? ¿Y si hubiera anunciado que quiere retirarse a disfrutar de sus nietos en unos cinco años? Pues bien, eso le ha dicho Raúl al pueblo.
Yo creo sinceramente que el pueblo de Cuba está esperando que el gobierno renuncie en masa para reclamar su derecho a escoger su líder. No hay espectáculo más triste que ver a un pueblo aceptar un fantoche impuesto por los mandones de turno que seleccionan al jefe de estado después de ser electos ellos mismos en la base. Cualquier semejanza con el sistema católico de cardenales eligiendo a los papas no es pura coincidencia; en ambos casos se hace para perpetuarse en el poder.
¡Cubanos, yo os amaba. Estad alertas!